Felicitación navideña 2016

Aquí está mi felicitación del año pasado. En breve, la de este año… ¡¡nada del otro mundo, me temo!!.

 

Posiblemente habrás llegado hasta aquí desde mi felicitación en Spark. Si no es así y quieres verla pincha aquí.

Si ya la has visto y sigues adelante, es que te interesa curiosear los materiales que te ofrecía; ¡¡OK!!. Son interesantes. Aquí van:

Felicitación navideña de la Oficina de Información del Opus Dei en España:

Homilía del Papa en la Misa de Gallo de 2015

Libros para la Navidad:

  • La sombra del padre, de JAN DOBRACZYNSKY
  • El Belén que puso Dios, de ENRIQUE MONASTERIO
  • El ponche de los deseos, de MICHAEL ENDE (para el día 31 de diciembre, sobre todo)
  • Homilía titulada “El triunfo de Cristo en la humildad”, de SAN JOSEMARÍA. La puedes encontrar, también con audio, aquí.

Poesías de Navidad:

¿Quién ha entrado en el portal de Belén? (de Gerardo Diego)

¿Quién ha entrado en el portal,
en el portal de Belén?
¿Quién ha entrado por la puerta?
¿quién ha entrado, quién?.

La noche, el frío, la escarcha
y la espada de una estrella.
Un varón -vara florida-
y una doncella.

¿Quién ha entrado en el portal
por el techo abierto y roto?
¿Quién ha entrado que así suena
celeste alboroto?

Una escala de oro y música,
sostenidos y bemoles
y ángeles con panderetas
dorremifasoles.

¿Quién ha entrado en el portal,
en el portal de Belén,
no por la puerta y el techo
ni el aire del aire, quién?.

Flor sobre intacto capullo,
rocío sobre la flor.
Nadie sabe cómo vino
mi Niño, mi amor.

 

Romance del Nacimiento (de San Juan de la Cruz)

Ya que era llegado el tiempo
en que de nacer había,
así como desposado
de su tálamo salía,

abrazado con su esposa,
que en sus brazos la traía,
al cual la graciosa Madre
en su pesebre ponía,

entre unos animales
que a la sazón allí había,
los hombres decían cantares,
los ángeles melodía,

festejando el desposorio
que entre tales dos había,
pero Dios en el pesebre
allí lloraba y gemía,

que eran joyas que la esposa
al desposorio traía,
y la Madre estaba en pasmo
de que tal trueque veía:

el llanto del hombre en Dios,
y en el hombre la alegría,
lo cual del uno y del otro
tan ajeno ser solía.

Estas poesías, y otras muchas más, se pueden encontrar, por ejemplo, en esta web.

Música. De El Mesías, de Händel:

… y por supuesto, cómo no, te recomiendo vivamente que en estos días te releas los dos primeros capítulos del Evangelio según San Lucas. Eso sí que es ir a las fuentes… 😉

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

1 de octubre, banderas #todaEspañaesCataluña

Se está difundiendo un mensaje en Whatsapp, que dice lo siguiente:

“Se está promoviendo que el próximo 1 de Octubre, los balcones de España, se llenen de banderas nacionales para hacer frente a la masiva presencia de senyeras y esteladas…..
La campaña pro-banderas españolas la están impulsando prestigiosos militares y civiles.

Quieren dejar claro una serie de puntos para concienciar a los ciudadanos que, por mucho que se empeñe Artur Mas y demás secuaces; sea cual sea el resultado que salga de las urnas el 1 de Octubre, si se hiciera esa pantomima de refrendo ilegal.

Con la presencia masiva de banderas de España se pretende hacer una demostración de fuerza y de UNIDAD, que sólo se ha visto cuando la selección española por una España unida y fuerte a la que los nacionalismos no podrán romper.

Conocedores de la importancia de las redes sociales, se propone que se difunda esta propuesta de manera masiva en internet con el fin de que se vaya extendiendo a los medios de comunicación. Mientras más presencia mediática tenga y a más público llegue, el éxito de la medida será mayor.

… “la respuesta, el 1 de octubre, está en nuestras manos”.”

Y hasta aquí, el mensaje. Ahora, mi reflexión:

A mí no me parece mal poner la bandera de España en los balcones, en ese momento o en cualquier otro. Es más, me encanta ver banderas de España y me parece una pena que en otros países se muestre con total naturalidad y orgullo (patriotismo) la bandera nacional y sin embargo aquí sea un signo casi “provocativo” para algunas personas.

Ahora bien, no me gusta utilizar nuestra bandera para un “ir en contra”. Yo prefiero utilizarla en positivo. Por eso, me encantaría que el 1 de octubre, junto con muchas banderas de España por todas partes, luciera una pancarta (hecha en casa) que dijera “Todos somos Cataluña”, “Cataluña somos todos”, “#JeSuisCataluña”, o cualquier otro similar: mensaje integrador, de unidad y de afecto entre las diversas regiones españolas.

Y ahora, en Catalán:

A mi no em sembla malament posar la bandera d’Espanya en les balconades, en aquest moment o en qualsevol altre. És més, m’encanta veure banderes d’Espanya i em sembla una pena que en altres països es mostri amb total naturalitat i orgull (patriotisme) la bandera nacional i no obstant això aquí sigui un signe gairebé “provocatiu” per a algunes persones.

Ara bé, no m’agrada utilitzar la nostra bandera per “anar en contra”. Jo prefereixo utilitzar-la en positiu. Per això, m’encantaria que l’1 d’octubre, juntament amb moltes banderes d’Espanya pertot arreu, lluís una pancarta (feta a casa) que digués “Tots som Catalunya”, “Catalunya som tots”, “#JeSuisCataluña”, o qualsevol altre similar: missatge integrador, d’unitat i d’afecte entre les diverses regions espanyoles.


Si te ha gustado, te pido que des difusión a esta entrada. Puedes usar los botones que están un poco más abajo, o copiar la dirección y reenviarla. ¡Gracias!.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ciudadanos iguales, becas equivalentes

Pongo a continuación un artículo publicado en Diario de Navarra el 3 de marzo de 2017

___________________

Parece que el Gobierno de Navarra ha dado marcha atrás en su decisión de negar becas a personas de rentas bajas que estudian en la Universidad de Navarra. Y digo “parece” porque las declaraciones tanto de la Portavoz del Gobierno como del Consejero de Educación no permiten por el momento tener una idea clara. En sus ambiguas e indeterminadas declaraciones, se habla de retrasar un año la eliminación de las becas a los alumnos de la UN y de conceder una línea de avales a los alumnos afectados. Si esto es así, nada cambia: la marcha atrás es una mera retirada táctica para resolver la chapuza de dejar en la estacada a unos alumnos a mitad de curso, y por otra parte a las 500 familias les dan una solución curiosa, que no es solución: tienen a bien avalar un crédito para que los afectados no tengan problemas en pagarse ellos mismos las becas que no les piensan dar.

Se está insistiendo mucho, y con razón, en la injusticia que supone retirar las becas a personas de rentas bajas que estudian en la UN carreras que no existen en la UPNA, pero ese argumento me parece parcial —por insuficiente—. Seguir leyendo

Publicado en Artículos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Terroristas, víctimas y homenajes

Va a continuación un artículo de opinión publicado en Diario de Navarra el 17 de febrero de 2017.


Al considerar, con mirada serena y profundamente respetuosa, a las víctimas del terrorismo, se pueden detectar aspectos que, estando relacionados y entremezclados, se distinguen entre sí.

Los actos terroristas son condenables siempre, independientemente de quién los provoque, y resultan especialmente graves porque el hecho delictivo se comete además para coartar la libertad, bien de colectivos concretos, o bien incluso de la sociedad en su conjunto —por eso no se entiende y resulta sospechoso que algunos grupos políticos se resistan a condenarlos—.

En nuestro país ha habido, tristemente, quienes han ejercido el terrorismo. Algunos desde el espectro ideológico de la izquierda y otros desde la derecha. Ha habido además quienes han ejercido el terrorismo usando ilegítimamente su condición de servidores del Estado —por su previa responsabilidad en el mantenimiento de la ley, sus actos están, en mi opinión, revestidos de una especial gravedad—. Terroristas son todos: ETA, GAL, GRAPO, Triple A, etc. Todos, asesinos.

Las víctimas fueron atacadas por motivos diversos: por su servicio al Estado, por haberse negado a financiar el terror, por sus convicciones políticas, etc. Otras, en una especialmente dolorosa burla de los asesinos, fueron víctimas “por error”. Todos eran ciudadanos normales y, como tales, tenían el tipo de grandezas y miserias propias del ser humano en su lucha del día a día; podrían ser, o no, ejemplares padres o madres de familia, llevarse mejor o peor con sus vecinos, tener un carácter fácil o difícil, etc. Pero todas esas víctimas, todas, tienen una cosa en común: no eran terroristas.

Otras víctimas, sin embargo, sí lo eran; ha habido terroristas víctimas de terroristas. No gozaron de un proceso judicial al que tenían derecho, y se vieron privados de la vida, primer bien que posee cualquier persona y que nadie tiene derecho a cercenar. La barbarie de su asesinato no les hace, sin embargo, merecedores de reconocimiento social y mucho menos de homenajes de ningún tipo.

Con las víctimas de ETA —ciudadanos normales, con su grandezas y sus miserias— toda la sociedad tenemos una deuda de gratitud, entre otras cosas, porque sirvieron de “cabezas de turco”; como bien dijo Víctor Manuel Arbeloa en el discurso que pronunció al recoger el premio Cadenas de Navarra 2016, refiriéndose a las que quedaron en nuestra Comunidad Foral, “porque eran navarros y españoles, los mataron y están muertos. Pudieron matarnos a nosotros y ahora nos recordarían ellos.”

Actualmente hay varios miles de familiares de víctimas del terrorismo, muchos de ellos con la vida rota por esa razón. Víctimas de terrorismos de cualquier signo. Han perdido seres queridos, queridos por su condición de familiar; no por lo que eran o tenían, sino por quiénes eran. Ha dicho un sabio que la familia es “el lugar al que se vuelve”: ahí nuestra dignidad humana es tenida en cuenta más puramente, al margen de nuestro comportamiento. Precisamente por eso, todos los familiares de las víctimas son personas heridas que necesitan del afecto y reconocimiento de la sociedad.

Muchas víctimas y familiares han sido capaces de perdonar, con todo lo que ello supone. Esto es para los terroristas una gran derrota en el plano moral, que se añade a la que viene desde la fuerza de la ley, porque en ese ámbito su mayor éxito sería conseguir que sus víctimas fueran como ellos: transmitirles su odio.

Etty Hillesum fue una joven holandesa, católica, y víctima de los Nazis por su origen judío. De sus diarios, donde se presencia un itinerario espiritual cada vez más profundo y luminoso —paradójico en aquellas tremendas circunstancias— se pueden extraer consideraciones interesantes. Muy volcada en la ayuda a los de su raza, entiende que se pueda tener una vivencia de la injusticia llena de amargura y rebeldía, pero ella no odia. Y es que la rabia es normal y natural, y no es fácil superar el hecho lacerante y ser capaz de perdonar, pero, por otro lado, todos tenemos el derecho y la necesidad de librarnos del odio para ser verdaderamente felices.

Por otra parte, Etty se da cuenta de que la ausencia de odio no implica necesariamente la ausencia de una elemental indignación moral y que, por otra parte, la rebeldía que se presenta sólo cuando la injusticia le alcanza a uno personalmente, no es auténtica y nunca dará fruto. Estas consideraciones son para nosotros de rabiosa actualidad: no nos conviene cerrar los ojos ante hechos que, aunque no nos afecten, muestran que hoy día se sigue alimentando el odio nacionalista entre una parte de nuestra juventud, ni ante la realidad de que se siguen diseñando “relatos” de laboratorio con los que se pretenden justificar los actos violentos de ETA. El odio sigue presente a nuestro alrededor.

Todos los terroristas merecen nuestra condena. Todos los familiares de las víctimas necesitan nuestro afecto. No todas las víctimas, sin embargo, son acreedores de nuestro homenaje.


Si te ha gustado, te pido que des difusión a esta entrada. Puedes usar los botones que están un poco más abajo, o copiar la dirección y reenviarla. ¡Gracias!.

Publicado en Artículos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Felicitación navideña 2016 (y 2015)

Ya tienes disponible mi felicitación de 2016; si lo importante es la intención, y mi intención es que sirva para felicitar a cualquiera que la vea, sea o no persona conocida mía,… entonces seas quien seas puedes realmente pensar que ¡¡la he hecho especialmente para ti!! ¿me la vas a despreciar?😉 tachááánnnn… aquí la tienes: ¡¡Feliz Navidad!!

Copio a continuación la felicitación que te envié el año pasado. La quito ya de la página ¡¡Feliz Navidad!! y la copio aquí para no perderla (como hice con las felicitaciones de años anteriores).

Por cierto, la poesía cuya autoría no te revelé, y que puedes ver más abajo, es, por supuesto, de Gloria Fuertes.

_______________________________ Seguir leyendo

Publicado en Felicitación navideña | Etiquetado | 4 comentarios

Signos crematorios

Es que la vida está llena de signos. El modo de vivir las realidades concretas es a través de signos. Y en la vida cristiana también. Incluso la gracia de Dios actúa a través de signos. La fiesta no existe si no hay celebración. ¿Por qué las viejecitas, quizá ignorantes, pero santas, tocan la imagen del santo, se santiguan ante los exvotos, usan el agua bendita…?; necesitan “tocar” su fe. Nosotros, más ilustrados y sobre todo más holywoodienses, hemos descubierto que lo importante Seguir leyendo

Publicado en Artículos | Etiquetado | Deja un comentario

@ArnaldoOtegi, el hombre de paz

El horror no tiene justificación. Y el arrepentimiento nunca pone un “pero” después de la palabra “perdón”. C. S. Lewis, en un ensayito titulado precisamente “El perdón”, hizo ver con su habitual maestría que muchas veces, cuando las personas pedimos perdón, en realidad no queremos que se nos perdone sino que se nos disculpe. Matiz interesante; buscamos que alguien nos diga que no ha pasado nada, que nunca ha existido culpa. El problema de esto, añade Lewis, es que no produce curación porque la culpa sigue estando presente, por mucha tierra que se le quiera echar encima; sólo la dinámica positiva de arrepentimiento – perdón es sanadora.

Recientemente Arnaldo Otegi ha ofrecido una entrevista en la que dice reconocer el daño causado, y a renglón seguido y sin ningún pudor ha vuelto a justificarlo. No pide perdón; pide que se le disculpe porque había que hacerlo. En sus declaraciones se puede ver el brillo de alguna nota positiva: habla de dolor ocasionado por la banda, de heridas profundas y ha mencionado la palabra perdón. Pero por desgracia… Seguir leyendo

Publicado en Artículos | Etiquetado , , , | Deja un comentario