Cuarta y final

Trapiche “iye, iye”, 4 de febrero de 2011

Bueno, el post se titula “cuarta y final”, pero no sé si habrá un pequeño apéndice posterior, porque mañana tenemos prevista una visita a la base aérea de Gando… En fin, la cosa ya se va acabando. Han sido (y siguen siendo) unos días estupendos. Durante algunos días el cielo ha estado cayendo sobre nuestras cabezas, como diría Abraracúrcix, pero estamos en un claro proceso de mejora; pensaba quizá recuperar un poco del moreno que conseguí las dos primeras semanas, pero no sé si está mejorando lo suficiente…

Seguimos con el deporte, como debe ser. De hecho, esta mañana algunos se van a jugar un partido de futbito por aquí cerca (ya han salido tres o cuatro durante la convivencia); el fútbol es una religión que observo pero no practico, de todas formas. Pero la gente disfruta. Por cierto, los que están aquí del Madrid el otro día prefirieron hacer “como que no había pasado nada” cuando Osasuna les ganó en el Reyno…

Ayer, excursión. Fuimos diez elementos a hacer el barranco del Güigüi (se llama así, qué le vamos a hacer…). Un barranco muy bonito, con un desnivel suficiente pero tampoco excesivo, que acaba en una playa… super apetecible. Pero hete aquí que nos equivocamos de camino al comienzo, mira por dónde, y empezamos a subir el barranco de al lado (ay cuando mi hermana Carmen lea esto…); era una ascensión dificililla, y hubo un momento, pensando sobre todo en la vuelta, en que íbamos 10 personas de preparación y equipación muy diversa (y sobre todo, cuando uno de ellos dijo “¡yo no pueo máh, quiyo!”), hicimos lo que hay que hacer en estos casos: media vueltaaaaa, ¡ar!, y nos fuimos otra vez para abajo. En total, dos horitas entre subida y bajada. Por lo menos, hicimos algo de ejercicio y pudimos disfrutar de unas vistas realmente espectaculares. Comimos los bocatas, nos fuimos a tomar un café en un mirador stupén que hay camino de Mogán, y terminamos el día dando un paseíto por Puerto Mogán, un lugar precioso -donde pudimos presenciar alguna imagen realmente romántica-, y dándonos un baño en la playa. El plan quedó bastante apañado después de todo. Desde Trapiye hasta Tasartico (donde empieza el Güigüi) fuimos por la carretera oeste de la isla, una carretera verdaderamente alucinante que discurre entre acantilados.

Hace unos días celebramos el cumpleaños de otro del curso anual; vive en el centro que hay en Torreciudad. Estuvo francamente bien. Nos arremangamos de nuevo e hicimos al mediodía una paella; en esta ocasión una paella de pescado, estilo “señoret”, que salió DE RECHUPETE, y eso que al principio lo teníamos todo en contra por material que faltaba, retraso,… gracias a Dios el cocinero principal (que no era yo) tiene mucha experiencia. La hicimos en el mismo lugar que la vez anterior. Por la noche, para seguir celebrando, tuvimos una tertulia “show”, en la que la gente echó el resto: canciones, chistes, vídeos graciosos,… muy bien; yo canté una canción con otro que toca la guitarra: ¿conocéis Playa Girón, de Silvio?; pues eso.

En una tertulia, contó cosas el director del curso anual, que trabaja en Fundación Beta Films; se dedican a producir material audiovisual (entre otras cosas, filman las tertulias del Prelado de la Obra). Proyectó un vídeo “no oficial” sobre la Obra que hizo él hace como uno o dos años. Dura un poco de tiempo, ¿eh?. Además, en el vídeo sale otro que también está aquí (el que dirige una ONG). De los “testimonios” que hay al final, mis preferidos son claramente el del carnicero, el del ama de casa y el de la pintora; impresionantes.

Y en cuanto a las asignaturas, ya hice el examen de Latín (el profesor “se portó” claramente), y estoy en la recta final de Historia de la Iglesia. Para cuando terminemos, me lo habré mirado todo.

Ayer por la mañana me fui con otros a hacer una romería a la basílica de la Virgen del Pino, en un pueblo llamado Teror que está a media hora de aquí. La Virgen del Pino es la patrona de la isla. Tenía muchas ganas de aparecer por allá antes de irme, así que ya hemos puesto otra “equis”.

Por cierto, he tomado grandes y difíciles determinaciones: al volver a Pamplona… ¡me quito la barba!.

Anuncios

Acerca de Juan

Con los ojos abiertos, ¡y con poco tiempo!
Esta entrada fue publicada en Curso anual 2011. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cuarta y final

  1. Mª Dolores Salazar dijo:

    Como mamá no usa correo, he puesto el mío.
    Dice que sí a quitarte la barba, pero porque se te irrita.

    Me gusta

  2. carmen dijo:

    Orio y sus rocas…es el destino.

    Me gusta

  3. Elena dijo:

    Hola Juan,
    Con barba o sin estás impresionante. Yo voto porque no te la quites, porque te da “caché” no porque te quita personalidad, ya que éso no cambia por la barba.
    Después de la última foto de la paella, no te libra nadie de hacer una así en la próxima reunion en Zumalacarregui.
    Un beso,
    Elena

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s