No, hombre, no…

Libertad de expresión. Esta es la justificación que no justifica nada en algunas ocasiones. Me refiero a la final de la Copa del Rey de fútbol, claro. Se apela a la libertad de expresión para justificar la famosa “pitada” al himno, los gestos obscenos, los desprecios y los insultos.

No estoy de acuerdo en que eso sea libertad de expresión; pretenderlo sería como afirmar que darle una bofetada al vecino fuera una demostración de libertad de actuación. Un espectáculo como el que se vio en el Calderón el sábado 25 se puede producir porque hay libertad de expresión, pero no es libertad de expresión. El insulto es condenable exactamente igual que la bofetada. La auténtica libertad de expresión requiere un ingrediente fundamental: el respeto. Si no nos expresamos con respeto, nos cargaremos de raiz la libertad, o bien conseguiremos que no sirva para resolver nada.

Por otra parte, resulta un poco patético ver a los líderes nacionalistas aprovechando el partido para ir a la contra exaltando a sus bases -la esencia del nacionalismo excluyente, por otra parte- y casi al mismo tiempo extender la mano para que papá Estado salde las cuentas de sus “Comunidades Autónomas” -ahora sí lo son-. Véase el caso de Artur Mas. Evidentemente el Estado lo hará, porque los españoles nos hemos dado el status quo actual -nos guste más o menos- y estamos dispuestos a mantenerlo a pesar de que algunos quieran aprovecharse de él. No parece que Rajoy y su equipo sean tan poco inteligentes como para entonar un “pues ahora no respiro” que únicamente conseguiría agravar el problema. Pero desde luego, la actitud de políticos como Mas no deja de tener un tufillo farisaico.

Las CCAA tienen que ser, al mismo tiempo, metidas en vereda y ayudadas. Salvo que de una vez nos hartemos un número suficiente de ciudadanos de este país y decidamos entre todos que ya está bien de tomaduras de pelo. Que los políticos están para trabajar y no para discutir, los cargos públicos para servir al ciudadano y no para colocar amiguetes, el dinero de nuestros impuestos para buscar el bien común y no para engrosar las c/c de gestores corruptos, y la multipicidad de administraciones para acercar la gestión al ciudadano y no para servir de caballo de Troya contra el Estado. Si no, que alguien pare por favor el Estado de las Autonomías, que servidora se baja.

Se podría serguir hablando del modelo autonómico, de sus posibilidades reales teniendo en cuenta el peculiar modo de ser del españolito medio, etc. Pero no me apetece, ahora. Menos mal que ayer pudimos ver un buen fútbol que nos hizo olvidar un poco nuestros propios complejos.

No sé qué pensaría SAR el Príncipe de Asturias durante la pitada, pero hay un dato cierto: es una manifestación del pueblo que -por más que sea mal educada e irrespetuosa-, como tal debe ser tenida en cuenta; el pueblo español es maleducado e irrespetuoso; quizá siempre lo haya sido. Es bueno no olvidar la sentencia del juicio contra los que pretendieron torpedear el discurso del Rey en Gernika: se tomó nota de que considerasen al soberano como interlocutor válido. Pues eso; con la pitada, lo mismo: el Príncipe de Asturias estaba, una vez más, tomando el pulso a su pueblo.

Y yo no estoy de acuerdo con Esperanza Aguirre: ¿qué sería una final de fútbol sin público?. Y en concreto, ¿qué sería una final de la copa del Rey sin el pueblo español, con algunas de sus notas características: dispar, apasionado, irracional, quejoso y contestón?. Lástima que no estuviesen presentes la mayoría de sus características positivas -que las tiene-.

Anuncios

Acerca de Juan

Con los ojos abiertos, ¡y con poco tiempo!
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a No, hombre, no…

  1. Luis dijo:

    Pero que respeto pides tu a un pueblo oprimido desde otro pueblo opresor.Es como pedirle a los judios de un campo de concentración que muestren respeto al escuchar el himno del partido nazi mientras son recriminados por su falta de educación por los guardianes de las SS.
    Respeto cuando a un pueblo no le permiten decidir su futuro y le imponen lo que tiene que ser.
    Insultan a esos dos pueblos a diario desde Madrid,se miente,se difama y se impone y aun esperan respeto.Cuando el lendakari Ibaretxe llevo al parlamento su famoso plan lo despreciaron y le dijeron que no aunque a muchos nos parecia insuficiente y que se quedaba corto.Si un lendakari o un president convocaran un referendum para preguntar a su pueblo acabarian en la carcel detenidos.Nada podemos hacer.Estamos en manos de nuestros opresores.¿Y aun nos pedis respeto?.El respeto es algo que hay que ganarse y vosotros no os lo habeis ganado y por eso no os respeta nadie.Id a Latinoamerica y ved el buen recuerdo que habeis dejado entre esa gente.Lo que pasa que vuestros medios de comunicación,que son una autentica basura tercermundista,llevan muchos años engañandoos y claro cuando chocais contra la realidad quedais descolocados y sois incapaces de entenderla.
    Mirad somos ya muchos,sobre todo en ciertos territorios,que estamos ya hartos de tanta España,tantos Borbones,tantos ridiculos principitos salidos de la Edad Media y toda la pestilente corrupción que emana de Madrid,de sus politicos,empresarios,banqueros,periodistas y demas tropa.
    Y por cierto le dais demasiada importancia a todo esto.La pitada sucederia igual con comentarios o sin ellos de Esperanza Aguirre.Asi que mejor que no se desvie la atención y que la gente se centre en como esa individua populista y corrupta a mentido con el deficit hasta que no le ha quedado mas remedio que reconocerlo,Bankia de su amigo Blesa y de Rato,la antigua Caja Madrid es un desastre monumental (comparese con las saneadas cajas de ahorro vascas),privatiza servicios publicos dando la gestión a sus amigotes empresarios y no buscando la libre competencia y la excelencia,apoya autenticos pelotazos urbanisticos,favorece sus intereses familiares (los terrenos de su familia y el AVE),enchufa a los parasitos de su familia en la administración publica(Su hijo,su hermana…).Eso todo es lo que tapa la maniobra de esta tipa y sus palmeros oficiales,Pedro J y Federico Jimenez Losantos,que son los que han provocado la bola de nieve al servicio mercenario de l marquesa.Mucho liberalismo,pero estos parasitos de Madrid no valen nada si no saquean al estado.Neoliberalismo puro,es decir,socialismo de los ricos con mucha cara dura.Esto y no ese himno impuesto es lo relevante de la semana.

    –este comentario se ha editado para eliminar alguna expresión malsonante–

    Me gusta

    • jgvaquero dijo:

      Luis, gracias por dejar tu comentario.
      En la primera parte partes de unos supuestos que yo no comparto: identificas al pueblo vasco con el nacionalismo vasco. Yo soy vasco, donostiarra para más señas, y no soy nacionalista. No me excluyas del pueblo vasco, por favor, al que pertenezco tanto como tú.
      Y en la segunda parte,… no te engañes: la pitada del otro día no fue por Bankia. Fue una movilización de los nacionalismos excluyentes, vasco y catalán, contra los símbolos del estado.
      Y como se puede deducir de la entrada del blog, el primer cabreado por la situación generada por muchos de nuestros políticos soy yo. En primer lugar, por el pitorreo de despilfarro que está suponiendo la mala gestión de las cuentas públicas en las CCAA.
      Un saludo. ¡No dejes de visitarme!

      Me gusta

  2. Trabis dijo:

    Pitar es lo menos que puede suceder por aquí, por diversos motivos.
    – Aquí se ha educado a la gente en la falta de respeto a uno mismo, ¿Cómo se va a respetar a los demás?
    – Los primeros que no respetan las instituciones son los propios partidos políticos, empezando por un PP que no quiere saber nada de lo que ocurrió un 11M, ni del caso faisán. Yo les veo apoyando muchísimo a los m.ricones y se les ha pegado el comportamiento.
    – Que Rajoy esté recortando 10mil millones de Euros en sanidad y educación para dárselos a Bankia, mientras sigue financiando abortos, subvencionan el cine y ocultando la corrupción propia y ajena.
    – Y ya, hablar de SAR es cómico. Con la que esta cayendo en esa familia. Además, me parece uba expresión decimonónica. No es que esta familia me incite a pitar, es que me da la risa. Y si lo pienso más, puedo llegar a cabrearme.

    Sinceramente, a mí una pitada me parece algo bastante sano para ejercitar los pulmones. Otra cosa es que pueda estar en desacuerdo, pero esa pitada no se evita cuando se presenta la final: se evita educando en el respeto a uno mismo. Un respeto que no tienen, ni la familia real, ni los políticos, ni la gente de a pie.
    Lo que pasó el otro día es todo un baño de realidad, y el ejercicio libre de una expresión que ningún gobernante puede criticar, puesto que reciben del pueblo lo que han cosechado. Les tiene muy bien empleado.

    Me gusta

    • jgvaquero dijo:

      Trabis, la pitada era esperable. Lo raro es que no se hubiera producido. Pero otra cosa es que a mí me parezca bien.
      Estoy de acuerdo contigo en lo que dices de la educación de la gente.
      SAR es un tratamiento como otro cualquiera, y en concreto es el tratamiento protocolario que corresponde a la autoridad mencionada. Puede parecer decimonónico (a mí mismo me lo parece), pero es lo que hay; y la he utilizado totalmente a propósito, porque remarca su condición de representante del Estado en ese acto. Es otro de los motivos que hacen a la pitada una falta de respeto. No por la persona del Príncipe (con respecto a la cual claramente no estamos de acuerdo, viva la diversidad de opiniones), sino por lo que de hecho representa.
      Y te digo lo mismo que a Luis: la pitada no se produjo por un cabreo con las instituciones motivado por actuaciones políticas, sino que respondía a consignas nacionalistas (nacionalistas cuyos líderes a renglón seguido extienden la mano para pedir más pasta a papá Estado). Decir lo contrario es no querer ver la realidad.
      ¡Gracias por tu comentario!. No dejes de ver el blog, ¿OK?.

      Me gusta

  3. sinoloveo dijo:

    Querido Luis: hay un excelente libro que te recomiendo encarecidamente. Se titula “Ojos que no ven”, de J.A. González Sainz. Hasta el segundo capítulo no entenderás el sentido de la recomendación, pero luego lo verás todo muy claro. Un saludo.

    Me gusta

  4. guiller dijo:

    Qué se puede esperar de una sociedad, la vasca y catalana, que ha sido educada en gran parte,en el odio a España. La culpa los padres de la constitución y los políticos de esa época que dejaron la educación de varias generaciones de españoles en manos de los NACIONALISTAS

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s