Sociología de cruce desiderativo

Vaya pedazo de título le he puesto a la entrada. Buf. No sé si la leerá alguien…

En el Diario de Navarra de ayer, día 5 de enero de 2014, hay un pequeño reportaje que resulta simpático. Han emparejado a personajes de la sociedad Navarra y a cada uno de ellos por separado les han hecho las mismas tres preguntas. Cada uno sabía con quién iba a ser emparejado, y una de las preguntas ha sido qué le regalaría a esa persona. Hay algunas un poco sosas, pero otras son interesantes. y hasta esclarecedoras.

Política con política, universidad con universidad, empresa con sindicato… ¿nos dicen algo estos emparejamientos?. Yo creo que sí. Veamos.

Ambientillo en el mundo político foral: Yolanda Barcina y Roberto Jiménez. Yolanda pide a los Reyes una brújula para Roberto (un poco “desnortado”, quizá), y éste dice que le regalaría a Yolanda el libro de Felipe González “En busca de respuestas. El liderazgo en el siglo XXI”. O sea, viajecillo mutuo. Hay que decir que LaBarcina ha estado un poco más ocurrente que Bob.

Ambientillo en el Ayuntamiento de Pamplona: Enrique Maya, alcalde (UPN), con Jorge Mori (PSN); Maya pide para el otro nada menos que… ¡¡una bufanda de Osasuna!! porque dice que Mori “es de los que aprecia”; hombre, no está mal, un poco de humanidad en el alcalde de todos los pamploneses… Pero sin embargo Jorge pide para el grupo del alcalde “un poco más de tolerancia”,… Jorge, salao, qué ocasión más buena has tenido para echarle un poco de gracia a los Reyes, hombre; el alcalde te ha pegado una buena pasada por la derecha, reconócelo.

Seguimos en el ayuntamiento de Pamplona: José Núñez (PP) e Iñaki Cabasés (NaBai); José pediría para Iñaki algo más de diálogo, pero diálogo sensato, no para que pida formar parte de la Junta de Gobierno. Por su parte, Iñaki pide para José más personalidad política, para que no sea una marioneta en manos de UPN.  Dios mío, qué aburridos…

¿Y en el ámbito de los partidos?: José Miguel Nuin (IU) y Enrique Martín (PP); José Miguel le pediría a Enrique el libro “El precio de la desigualdad”, y Enrique le regalaría a su pareja el libro “El liberalismo no es pecado: la economía en cinco lecciones”… siguen los “toques” pero esta vez de corte más conceptual.

Bueno, hasta aquí los políticos. Salvo Maya y quizá un poco Barcina, que han tenido su gracia, me reafirmo en lo extraordinariamente aburridos que son nuestros políticos.

¿Y en el ámbito académico?. Universidad. Alfonso Carlosena (Vicerrector UPNA) y Tomás Gómez-Acebo (Vicerrector UN). El primero pide a los Reyes un plan regional de investigación que beneficie a las dos universidades; el segundo pide una competición deportiva entre varias universidades al servicio de una causa social. Mensaje de colaboración, unidad, bien común,… ya se ve que las dos universidades se sienten un poco baqueteadas. No les falta razón. Especialmente a una de las dos.

Una curiosa: José Antonio Sarría (Confederación de Empresarios de Navarra) y Juan Goyen (UGT Navarra); José Antonio pide para Juan una perra Pastor Alemán, para que haga compañía al perro que tiene Juan, y un libro de agricultura autosuficiente porque Juan tiene una huerta. Bueno, viéndolo desde fuera yo diría que José Antonio conoce a Juan y quiere complacerle. Por su parte, Juan pide para José Antonio más comprensión de la situación actual de los trabajadores y no sólo pensar en el empresario. Un fino análisis: en su respuesta, José Antonio ha pensado en Juan y Juan ha pensado… en sus propios intereses: cae en aquello que le achaca a José Antonio. Verdaderamente, José Antonio ha dejado a Juan como el perfecto remake de aquel niño: “sois todos unos egoístas, el único que piensa en mí soy yo”.

En fin, esto no es una clase de sociología precisamente, pero da alguna pista de por dónde va cada uno: los políticos, viajes mutuos; colaboración cero. En la universidad, mensaje de unidad, de colaboración, de competencia sana,… En el ámbito empresarial las respuestas hablan por sí mismas. Lo que más pena me da es lo de los políticos, sin duda: salvo algún toque de humanidad, en general cero entendimiento, cero diálogo, cero colaboración. ¿Así trabajan por el bien común?. Qué pena.

Anuncios

Acerca de Juan

Con los ojos abiertos, ¡y con poco tiempo!
Esta entrada fue publicada en comentarios y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sociología de cruce desiderativo

  1. Gracias, Juan. Interesante análisis. Para mí fue poco más que una entrevista insustancial, en la que había que decir algo para quedar bien.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s