Desagravio

Tengo una sugerencia para los Sres. obispos de la Iglesia en España. Una sugerencia mía, que hago a título personal.

Sugiero organizar, dentro de unos días, en la fecha que se vea más conveniente, una gran Jornada de Desagravio al Sagrado Corazón de Jesús, Señor y dador de vida.

El motivo, evidentemente, la negativa del Gobierno a modificar la ley del aborto. Sin entrar a juzgar la conciencia de las personas que así lo han decidido, esa decisión supone un caso objetivo y flagrante de cooperación al mal por parte de la máxima autoridad ejecutiva del país y por tanto un tremendo mal ejemplo para toda la población, que debe ser reparado y contrarrestado. Y un golpe más, tremendo, al Corazón de Jesús, que debe ser desagraviado.

Sin más, jornada de desagravio. Sin recriminaciones, sin odios, sin nada que pudiera parecer presión política.

En esa jornada se trataría de desagraviar al Señor por la actual ley del aborto en España, ley injusta que consagra la legalidad del infanticidio, y que promueve una cultura de la muerte en la que a la mujer embarazada con dificultades no se le ofrece otra salida más que un brutal desgarro y un sufrimiento que en muchos casos durará de por vida.

Se puede acompañar de una gran colecta destinada a aliviar las cargas de las mujeres que están llevando adelante un embarazo difícil por cualquier motivo, y así ayudarles a sacar adelante a sus hijos. De esta manera, además de desagraviar, se ofrecería al Señor una obra de misericordia en favor de los más pobres y necesitados: las mujeres embarazadas en apuros.

Se podría ofrecer a los miembros de otras confesiones cristianas que se unan ese día al desagravio de toda la Iglesia Católica en nuestro país, y, por qué no, se puede animar a las personas que profesan otras religiones a que se unan también a esta jornada con su oración y su testimonio.

La fecha podría ser el martes 7 de octubre, fiesta de Nuestra Señora del Rosario, o bien el sábado 18 de octubre, fiesta de San Lucas, a quien San Pablo llama “el médico amado”. O cualquier otra fecha cercana que se vea más oportuna.

Ahí queda la sugerencia.

Para todo el que lea esta entrada: si te gusta la idea, por favor, hazte eco. Reenvía la entrada a tus contactos, tuitéala, feisbuquéala, y también hazla llegar a tu obispado con ilusión y humildad, como un deseo expresado por el Pueblo Cristiano a sus pastores. Quizá -seguramente- no convendrá o no se podrá hacer, pero ojalá sirva para concienciarnos todavía más y para que cada uno, privadamente, consuele al Sagrado Corazón de Jesús y al Dulce Corazón de María en la intimidad de su oración.

Para encontrar un contacto con tu obispado, te puede servir esta página: haz click aquí.

 

Anuncios

Acerca de Juan

Con los ojos abiertos, ¡y con poco tiempo!
Esta entrada fue publicada en Aborto y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s