Felicitación navideña 2013

Ya tienes disponible mi felicitación de 2014, que ¡¡he hecho especialmente para ti!! ¿me la vas a despreciar? 😉 tachááánnnn… aquí está:  ¡¡Feliz Navidad!!

Copio a continuación la felicitación que te envié el año pasado. La quito ya de la página ¡¡Feliz Navidad!! y la copio aquí para no perderla (como hice con las felicitaciones de años anteriores).

_____________________________________________________________

Diciembre de 2013. Un año más, quiero felicitarte la Navidad. Y para eso te he hecho una felicitación; pienso que no es nada del otro mundo, pero por lo menos la he hecho con ilusión y cariño. Espero que te guste. Como no puedo decir “estás en tu casa”, te digo “estás en tu blog” y te brindo esta felicitación navideña. Por favor, ábrela porque es para ti. No importa cómo hayas dado con esta página, de verdad, es para ti: aquí la tienes.

Y que pases la Navidad con una gran alegría. ¿Qué es la Navidad sino la alegría de encontrarse con Jesús, María y José?. No como “ideas” o “ideales”, sino como personas concretas, de carne y hueso, a los que se mira, con los que se habla, a los que se puede imitar y seguir y querer. Alegría de la Navidad y, ¿por qué no?, del testimonio cristiano de esta fiesta.

Para descubrir el fundamento de la alegría, el Papa nos hace ver que la auténtica alegría bebe de la fuente del amor siempre más grande de Dios que se nos manifestó en Jesucristo (Evangelii Gaudium, n. 7). Y seguidamente, citando a Benedicto XVI, recuerda que sólo “el encuentro con un acontecimiento, con una Persona (Jesucristo, ¡¡Navidad!!) que da un nuevo horizonte a la vida” es lo que nos hace entrar en el amor verdadero y por tanto en la auténtica alegría.

El Belén es Evangelio. Y para mirar al Belén con sinceridad hay que “entrar en la lógica del Evangelio. Seguir, acompañar a Cristo, permanecer con Él exige un «salir». Salir de sí mismos, de un modo de vivir la fe cansado y rutinario (…). Dios salió de sí mismo para venir en medio de nosotros, puso su tienda entre nosotros para traernos su misericordia que salva y dona esperanza“. (Francisco, audiencia 27 de marzo).

Como otros años, ofrezco una idea de San Josemaría muy en consonancia con lo anterior: “hay que embeberse de esta lógica nueva, que ha inaugurado Dios bajando a la tierra. En Belén nadie se reserva nada. Allí no se oye hablar de mi honra, ni de mi tiempo, ni de mi trabajo, ni de mis ideas, ni de mis gustos, ni de mi dinero.”

Que pases unas fiestas maravillosamente alegres. Un fortísimo abrazo,

Juan

Si te viene bien utilizar el pdf de la felicitación, o esta misma página completa, no dejes de hacerlo.

________

Y como en años anteriores, libros para estos días.

El Belén que puso Dios”, de Enrique Monasterio. Lo leo todas las navidades desde hace unos años, y ¡no me cansa!; ver libro.

Puede ser un buen momento para cogerse la “Evangelii Gaudium“; la exhoratación apostólica del Papa Francisco, publicada el día 24 de noviembre; se puede encontrar en la web del Vaticano. Aunque no es propiamente navideña, es extraordinaria y requiere un poco de tranquilidad. Se entiende de maravilla.

El ponche de los deseos”, un cuento delicioso de Michael Ende cuya trama transcurre el día 31 de diciembre. Ver libro.

La sombra del padre”, de JAN DOBRACZYNSKY. El nacimiento de Jesús fijándose en la figura de San José. Ver libro.

Anuncios

Acerca de Juan

Con los ojos abiertos, ¡y con poco tiempo!
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s