No Podemos no mentir

Hace poco @romanluzan tuiteaba lo siguiente:

Me ha puesto los dientes largos; hace unos días quería escribir sobre esto, y el Sr. Luzán me ha puesto los dientes largos. Ahí van unas pocas reflexiones.

Allá por el 14 de los corrientes, Pablemos viajaba de urgencia a Andalucía (habrá tenido que esperar un poco, teniendo en cuenta cómo andan por ahí las Urgencias…), para atajar los devaneos anti-politburó de una de sus subordinadas, Teresa Rodríguez (cabeza de Podemos en Andalucía; licenciada en Filología Árabe, por cierto), y pienso yo que también para sacar consecuencias de una crisis desatada por las declaraciones de otra de sus subordinadas, Begoña Gutiérrez (cabeza de Podemos en Sevilla).

Los problemas con Teresa vienen de que se le ha ocurrido meter en su candidatura a varias personas que no son de la línea “oficial” del politburó de Podemos: del SAT, de colectivos okupas,… pienso que no habrá encontrado otros con más experiencia de gobierno y de gestión de cuentas públicas, altura de miras,… OH, WAIT!!!.

La crisis de Begoña estalló porque se le ocurrió cuestionar la celebración de la Semana Santa, y levantó en pie de guerra a gran parte de los sevillanos (como es lógico, por otra parte). Begoña tuvo que salir al paso del revuelo, tuiteando unos hurras sucesivos (y progresivos) a la Semana Santa sevillana; vamos, que en poco más de unas horas pasa de cuestionarla a ser su mayor defensora.

Y Pablemos se presenta en Sevilla para decir “aquí estoy yo” y para apoyar a Teresa pero diciéndole que mucho ojito. Que eso de que a los dirigentes los eligen las bases es para el titular, no para la praxis.

Y digo yo que también para explicar a Begoña la tremenda utilidad de la mentira, si se usa con técnicas refinadas; que así lo hicieron en Venezuela con Chavez, y mira lo bien que les ha ido, oye (a ellos, no a Venezuela ni a los venezolanos). Porque anda que a quién se le ocurre decir la verdad pudiendo mentir; que por ahora diga viva la Macarena, que luego ya si eso…

Miente, miente, miente, que algo rebañarás. Miente, miente, miente, que es muy fácil. Y como no existe verdad,…. ¿por qué no vas a mentir?; al fin y al cabo, la mentira es la postura más coherente en un esquema teórico de ausencia de verdades.

Y volviendo al tuit de Román, hay que reconocer que la cosa no deja de tener su miga. Los Sanfermines son, efectivamente, una fiesta religiosa y en la que todavía (gracias a Dios) quedan rasgos de su identidad cristiana. ¿Hay que prohibirlas, Oscar, o Laura, o Joan Josep; en definitiva Pablemos?; o, ¿quizá hay que someterlas al visto bueno de alguna checa? (cuál, si alguna en la Plaza del Castillo o alguna en otro sitio, dependerá del/la candidat@ elegid@…)

Por cierto, antes he dicho que tanto Begoña como Teresa son subordinadas de Pablemos. Y así es, porque no puede ser de otra forma en un partido totalitario.

________________

Si te ha gustado la entrada, si te da canguelo que Podemos escale en las encuestas o te parece que son vendedores de humo, difúndelo apretando el botón de Facebook, Twitter,…  También puedes reenviar el link por correo electrónico. ¡Gracias!
Anuncios

Acerca de Juan

Con los ojos abiertos, ¡y con poco tiempo!
Esta entrada fue publicada en política, políticos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s