Felicitación navideña 2016 (y 2015)

Ya tienes disponible mi felicitación de 2016; si lo importante es la intención, y mi intención es que sirva para felicitar a cualquiera que la vea, sea o no persona conocida mía,… entonces seas quien seas puedes realmente pensar que ¡¡la he hecho especialmente para ti!! ¿me la vas a despreciar?😉 tachááánnnn… aquí la tienes: ¡¡Feliz Navidad!!

Copio a continuación la felicitación que te envié el año pasado. La quito ya de la página ¡¡Feliz Navidad!! y la copio aquí para no perderla (como hice con las felicitaciones de años anteriores).

Por cierto, la poesía cuya autoría no te revelé, y que puedes ver más abajo, es, por supuesto, de Gloria Fuertes.

_______________________________

Un año más, en estos días previos a la celebración de la Navidad he querido prepararte mi felicitación. Te deseo, de todo corazón, una muy feliz Navidad. Si has recibido un link a esta página enviado por mí, estás en tu casa. Si lo has visto en Twitter o Facebook… da igual, estás en tu casa igualmente. Entra, por favor, y siéntete felicitad@ con mis mejores deseos; la felicitación es para ti. Para verla, pincha aquí.

Disfruta de estos momentos navideños, por favor, y haz que las personas que te rodean los disfruten. Como consideraba en la felicitación del año pasado, el que más a gusto está contigo en esta Navidad es, precisamente, Jesús, amigo que nunca falla… ¿a que pensar a fondo en esa realidad, tan sencilla, aparentemente tan infantil, le prepara muy bien a uno para sentirse a gusto con los demás?. Piénsalo una vez más, cuando estés metid@ en el portal.

El Papa inauguró hace poco el Año de la Misericordia. Esta Navidad es, por tanto, si me permites el atrevimiento, la Navidad de la Misericordia.

La Puerta Santa es imagen de Cristo: entramos al cielo como a través de Él. Y para llegar a la Puerta Santa por la que queramos pasar, viene bien un poco de peregrinación, como nos dice francisco: la peregrinación es un signo peculiar en el Año Santo, porque es imagen del camino que cada persona realiza en su existencia. (…) La peregrinación, entonces, sea estímulo para la conversión: atravesando la Puerta Santa nos dejaremos abrazar por la misericordia de Dios y nos comprometeremos a ser misericordiosos con los demás como el Padre lo es con nosotros. (Francisco, MV, n. 14)

Leyendo esas ideas en clave navideña, pensaba yo que los días de Navidad bien pueden suponer para cada uno una verdadera peregrinación interior: peregrinamos para estar, en nuestro interior, cada vez más cerca de Jesús niño, verdadera Puerta de Misericordia. Estar más cerca de Jesús: parecernos más a Él.

Decía también Francisco que el Año Santo no es sólo conveniente sino, incluso, necesario. Me sorprendió esta afirmación, pero es muy coherente. “Sí, queridos hermanos y hermanas, este Año santo se nos ofrece para experimentar en nuestra vida el toque dulce y suave del perdón de Dios, su presencia junto a nosotros y su cercanía sobre todo en los momentos de mayor necesidad.” (Francisco, audiencia general, 9-12-15) Necesitamos experimentar la misericordia: la vivencia personal como receptor de misericordia. Me ha recordado esto al final de una poesía de Juan Ramón Jiménez, a ver si la conoces:

Jesús, el dulce, viene…
Las noches huelen a romero…
¡Oh, qué pureza tiene
la luna en el sendero!

Palacios, catedrales,
tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría…
Mas la celeste melodía
suena fuera…
Celeste primavera
que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma…

¡Señor del cielo, nace
esta vez en mi alma!.

¿Te acuerdas cuál es el modo privilegiado de tocar con las manos esa misericordia de Dios en la propia vida?… pues eso. Anímate. Y si tienes dudas, pregúntame ;D

Y antes de terminar, no me resisto a ofrecerte otros versos navideños. A ver si adivinas de quién son; una pista: el poema se titula “El camello cojito” (tranqui, te lo digo al final):

El camello se pinchó
con un cardo del camino
y el mecánico Melchor
le dio vino.

Baltasar fue a repostar
mas allá del quinto pino…
e intranquilo el gran Melchor
consultaba su “Longinos”.

-¡No llegamos, no llegamos,
y el Santo Parto ha venido!
-son las doce y tres minutos
y tres reyes se han perdido-.

El camello cojeando
más medio muerto que vivo
va espeluchando su felpa
entre los troncos de olivos.

Acercándose a Gaspar,
Melchor le dijo al oído:
-Vaya birria de camello
que en Oriente te han vendido.

A la entrada de Belén
al camello le dio hipo.
¡Ay qué tristeza tan grande
en su belfo y en su tipo!

Se iba cayendo la mirra
a lo largo del camino,
Baltasar lleva los cofres,
Melchor empujaba al bicho.

Y a las tantas ya del alba
-ya cantaban los pajarillos-
los tres reyes se quedaron
boquiabiertos e indecisos,
oyendo hablar como a un Hombre
a un niño recién nacido.
-No quiero oro ni incienso
ni esos tesoros tan fríos,
quiero al camello, le quiero.
Le quiero, -repitió el Niño.

A pie vuelven los tres reyes
cabizbajos y afligidos.
Mientras el camello echado
le hace cosquillas al niño.

¿A que has adivinado de quién son?… ¿no?. Pues ¡te quedas con las ganas, o me preguntas!😀

Y finalmente, por si antes no has visto la felicitación y te has quedado con las ganas, aquí la tienes nuevo.

Anuncios

Acerca de Juan

Con los ojos abiertos, ¡y con poco tiempo!
Esta entrada fue publicada en Felicitación navideña y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Felicitación navideña 2016 (y 2015)

  1. Martín Esparza dijo:

    La del camello cojo será de Enrique Monasterio

    Me gusta

  2. mbgvaquero dijo:

    Juan, ese poema es tuyo!   😃Pues lo que me he reido.Un besito al poetiso.

    Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s