El que llegó el último – #microcuentodenavidad #10MinutosconJesús #FelizNavidad

El último pastor que llegó en la Nochebuena miraba la escena de la gruta desde la ventana. No se atrevía a entrar. No llevaba nada para ofrecer y, además, andaba con algunas cosas por los adentros que le avergonzaban; no sabía si sería bien recibido. Cuando escuchó el mensaje de los ángeles pensó que no iba con él y al principio no tenía intención de ir a Belén, pero luego se decidió.

Cuando José le vio fuera, él casi aparta la mirada. Sin palabras, hablaron un poco. Y empezó a sentirse más confiado. José le hizo una seña para que entrase, y avisó a María de que ahí estaba. En cuanto ella le vio, se le iluminó la cara.

— Jorel, no sabía si vendrías. ¡¡Qué bien que estás aquí!!.

Al llegar donde María, le dijo algo tímidamente «Yo… es que no traigo nada».

— ¿Cómo que no?. ¡Te has traído a ti mismo!. ¿Qué más queremos?.

Notó como si algún nudo se le empezara a desatar por dentro. Y se animó a seguir hablando

— Bueno, y en realidad no sé si tendría que estar aquí. Creo que últimamente no le he dado muchos motivos a Adonai para estar contento conmigo.

— Ya. Oye, pero ya que estás aquí… querrás ver a Jesús, ¿no?.

Jorel se inclinó en el pesebre y se sorprendió a sí mismo dándole un beso al niño. Y se le vino a la cabeza la cantinela de un salmo —¡otra vez! ¿querría Adonai decirle algo con esas palabras?—; se le quedó grabado en la mente la última vez que había ido a la sinagoga, hacía ya bastante tiempo:

«En vano madrugáis, y os vais tarde a descansar los que coméis el pan de fatigas; porque Él se lo da a sus amigos mientras duermen»1

— Sí, Jesús. Quiero cambiar. Y sobre todo, quiero ser amigo tuyo ya para siempre, pase lo que pase y aunque alguna vez vuelva a las andadas.

Llegó el último, pero se quedó más tiempo que ninguno.

5 de enero de 2021

1 Salmo 127, 2. Traducción de la Biblia de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra.

Acerca de Juan

Con los ojos abiertos, ¡y con poco tiempo!
Esta entrada fue publicada en Microcuento y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s