Próximas elecciones generales: reza, ríe y pásalo #Rezarieypasalo

Cuando se acercaba el pasado 20D, propuse en el blog una oración para pedir por el resultado de las elecciones. He puesto esa oración ahora en una nueva página del blog.

Te invito a entrar y usarla. A copiarla, reenviarla, ya sea con el enlace o sólo el texto. O la parte de él que más te guste. O que la versiones, o… que hagas lo que más te guste pero, por favor, reza por los resultados de las elecciones. Nos jugamos mucho.

Entra, por favor. Aquí la tienes: http://wp.me/P18xst-mt

#Rezarieypasalo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Desde Tenerife (II): el techo de España

En lugar de contar otras cosas de mi curso anual, dedico la siguiente entrega por entero a la segunda excursión que he hecho durante estos días: la ascensión al Teide.

El miércoles 20, día de San Sebastián, mientras que en mi patria chica estaban celebrando al santo patrón con tambores y barriles, y en el grupo de Whatsapp familiar iban y venían las fotos con aire koxkero, volvimos a irnos por ahí de excursión y esta vez fue buena de verdad. El Teide, techo de España.

Monte Perdido tiene 3.355 metros, el Aneto 3.404, mulhacén (el segundo más alto) 3.479… y el Teide tiene 3.718 metros de altitud. Y para ahí nos fuimos.

Para subir a lo más alto del Teide hay que contar con un permiso especial, pensado con el objeto de limitar el número de personas que suben allí cada día; y hete aquí que este año la cosa ya estaba mal para todos los días que vamos a pasar aquí, así que la excursión al Teide perdía aliciente. Mas, pero, aunque, sino, sin embargo (las conjunciones adversativas), no es necesario contar con permiso para subir cualquier día si se llega antes de las nueve de la mañana, con lo que el plan se fue pergeñando poco a poco: ¿y si subimos para ver amanecer desde allí?,… sonaba muy bien. Y finalmente optamos por la posibilidad más descansada y más bonita (más cara), que es hacer noche en el refugio de Altavista, a 3.260 metros de altitud, el alojamiento más alto de España. La otra opción era hacer toda la ascensión de noche, comenzando a las… ¿dos de la mañana?; un poco locura, aunque hay gente que lo hace.

20160120_161521

Foto tomada en la zona de Montaña Blanca. Ya asomaba la luna, que se puso pronto, por lo que la ascensión matutina comenzó en la más total oscuridad.

Diez personas, en un par de coches. La cuestión es llegar en coche hasta una altitud de unos 2.100 metros, más o menos donde está la base del teleférico del Teide, y desde ahí comenzar la ascensión. Hay tres partes claramente diferenciadas en la subida: primero, Montaña Blanca, que es una amplia zona sembrada sobre todo de piedra Pómez, muy fina en algunos sitios, y con una pendiente media pequeña: 7%, aunque con algunos puntos de hasta un 12%. Después viene un segundo tramo de pendiente mucho más dura y terreno más difícil, que es la correspondiente a las últimas erupciones y es en la que está el refugio. Y por último, el cono final para llegar al cráter del Teide, que es como subir unas escaleras para salvar un desnivel de 165 metros.

20160120_134618

Subiendo hacia las Cañadas del Teide.

Salimos de casa hacia el parque nacional del Teide a la una del mediodía, con alguna parada intermedia para poder disfrutar de las vistas. Tuvimos mucha suerte con los dos días que comprendió la excursión, que salieron muy despejados y con el aire muy claro; las vistas eran espectaculares.

20160120_140917

Roques de García, en las Cañadas del Teide.

Antes de llegar al lugar donde dejaríamos los coches, paramos en la zona de los Roques de García, justo enfrente del Parador del Teide, que a todos los que hemos vivido la última época de la Peseta nos resultan familiares porque aparecían en el último billete de mil pelas de curso legal. Al llegar arriba dejamos los coches y comimos algo. Eran ya las dos y media del mediodía, y comenzamos la ascensión hacia las tres y media de la tarde. Cogimos un buen ritmo desde el principio.

Al poco tiempo de comenzar la marcha, dos de nuestros expedicionarios conocieron a un donostiarra que también estaba subiendo, Markel, triatleta que ha pasado unos días en el Teide para prepararse para alguna prueba. Se unió prácticamente a nuestro grupo. Un poco después conocimos a Iñigo y Alazne, él de Bilbao y ella de Erandio, con los que también hicimos buenas migas, sobre todo desde que Iñigo se enteró de que uno de los nuestros, Javi, bilbaino de pro, se había subido… ¡¡una tablet para intentar ver el partido del Athletic en el refugio!! y dijo haberse olvidado la camiseta. Animado por tan grandes manifestaciones de forofismo, Iñigo confesó que, para pasar unos días en Canarias como Dios manda, se había traído lo único que no le puede faltar a uno en esta vida: el carnet del Athletic, y que lo llevaba encima en ese momento. La monda.

20160120_165939

Parón antes de emprender el segundo tramo de la subida. Ignacio, Juanri, Santi, Pablo, Alex, Javi, Setu y el menda. Nos faltan Julio y Vicente, que estaban ya subiendo.

Entre el tramo de Montaña Blanca y el siguiente, hicimos un pequeño parón de avituallamiento y emprendimos el ascenso del siguiente tramo, más duro. Se fueron haciendo grupos de forma natural, según el ritmo de cada uno. Pero todos conseguimos llegar al refugio sin problemas en un tiempo más que razonable: la peña está en forma, ¿¿salvo quizá alguno que otro, Vicente??, jeje.

Y llegó la noche memorable, la noche de las noches, la que pasamos en el alojamiento a mayor altitud de España. Y se notaba, vaya si se notaba: ¡¡no pegamos ojo!!. Esto es un efecto conocido de la altitud y la pequeña falta de oxígeno que ya se empieza a dar a esa altitud. El corazón a un mayor ritmo de lo habitual, una cierta sensación de incomodidad… total, que dormir, lo que se dice dormir, más bien poco; se pasa la noche en un duermevela en el que caes y sales periódicamente. Se descansa, claro, pero menos de lo normal. Tuvimos suerte porque en el refugio hay una habitación de diez camas, y lógicamente nos la dieron (éramos diez, justamente).

Nos avisaron de que en el refugio hay una cocina en la que se pueden calentar cosas. No nos conformamos con eso: fuimos bien aprovisionados con salchichas y su vino blanco correspondiente, para el segundo plato de la cena. Y un par de botellas de tinto para acompañar. Nosotros éramos diez, en el refugio había otras veinte personas más o menos, y la verdad es que todos estaban alucinados con nuestras salchichas camperas, hechas en vino blanco y con bien de especias, que nos supieron a gloria en ese momento.

La mañana del día 21 yo amanecí a las cinco, un poco antes que el resto, para empezar a preparar las cosas del desayuno: calentar la leche, poner la mesa, sacar las cosas (bizcocho, sobre de Cola Cao, etc.)… y ponerme pronto a calentar el aceite para el huevo frito que nos metimos entre pecho y espalda, y con el que el resto de huéspedes del refugio volvieron a alucinar.

Salimos hacia la cumbre a las seis y cuarto, y llegamos más o menos en hora y cuarto. Estábamos en la cima para las siete y media, y el amanecer estaba “anunciado” para las ocho menos diez. Desde un poco antes de las siete ya empezó a clarear ligeramente, pero antes estaba totalmente oscuro, no había luna, y fuimos a base de linterna. Conste que tiene mérito no perderse en esas condiciones…

20160121_075814

Se puede apreciar la humareda provocada por las emanaciones del volcán.

Ya desde el comienzo del cono del Teide, el último tramo, se empieza a advertir un “olorcillo” desagradable, producido por las emanaciones gaseosas del propio volcán; se van viendo pequeñas fumarolas aquí y allá. Las emanaciones están compuestas de vapor de agua, dióxido de carbono y compuestos de azufre (de ahí el mal olor…), y en la cumbre del cráter son considerables, como se puede ver en alguna foto.

20160121_074130

Amanecer desde el Teide. La isla que se ve es Gran Canaria.

El amanecer desde el Teide es algo espectacular. Supongo que la épica de subir hasta allí de amanecida, todavía con oscuridad… algo tendrá que ver también. El resultado del esfuerzo. Con el día tan claro que hacía, desde esa altura se podían ver las siete islas; se veían bien Gran Canaria, la Gomera, el Hierro y La Palma. De Fuerteventura se veía un pico, y Lanzarote más que verse se adivinaba allá a lo lejos. La propia isla de Tenerife, desde esa altura, parece una isla de juguete. Desde Anaga hasta Teno, desde Teno hasta Los Cristianos, un triagulito en el mar. La sensación que causan las islas, posiblemente porque no tienen plataforma, es que estén flotando en el océano.

20160121_081124

Vista de la sombra del Teide al amanecer. La sombra en este momento “pincha” la isla de La Palma.

Se ve nacer el sol no por el océano sino por la otra isla, Gran Canaria; se va percibiendo la isla como el centro de un gran resplandor que aumenta con los minutos, resplandor que explota cuando el sol asoma.

Eso sí, a semejante altitud y a esas horas,… hacía bastante frío, sobre todo cuando se exponía uno en la vertiente que sopla. Estuvimos arriba un buen rato, yo diría que algo más de una hora, y se nos pasó volando.

20160121_083944

Un rato después del amanecer, vista desde el cráter del Teide hacia el sur. Se ven tres islas: la Gomera, el Hierro y La Palma.

Tras semejante “atracón de belleza” ya nos fuimos para abajo. Seis bajamos en el teleférico, y cuatro se animaron a bajar andando. Los que habíamos bajado en el teleférico les esperamos tranquilamente en el parador nacional, tomando un café con “leye y leye” y alguna otra cosita.

Llegamos a casa a las doce y media aprox, y tuvimos Misa a las dos menos cuarto, antes de comer. Y a partir de ahí, siguió el plan normal del curso anual…

Aunque me vuelvo ya para la península, haré otra entrada con algunas otras cosicas interesantes…

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Desde Tenerife (I)

Por fin me siento a escribir, varios días después de llegar a mi curso anual; vacaciones por fin, “el descanso del guerrero”. En esta ocasión vuelvo por las Canarias; ha pasado un tiempito desde la última vez, que si no recuerdo mal fue en 2011. Y la vez anterior que estuve en Tenerife fue bastante antes: 2008.

La casa se llama “Los Roques”, y está en el casco viejo de un pueblo del sur de la isla llamado Arona. Es un municipio, como muchos por aquí, desperdigado en varios barrios inconexos entre sí, dispersos. Arona casco viene a ser el núcleo del pueblo, donde están algunos servicios como Ayuntamiento, Policía Municipal, etc. Está a unos 600 metros de altitud, aunque los terrenos del municipio van desde la costa hasta más de 900 metros. Hay que saber que la isla de Tenerife es sencillamente un volcán (más de uno originariamente) en cuyas faldas se organiza la vida, por lo que aquí todo es montaña, todo está en cuesta. Incluso en la zona de la costa hay altibajos del terreno formados por la erosión, que ha ido produciendo barrancos muy profundos. El terreno es en general accidentado.

20160107_223015.jpg

Foto de la fachada de la casa, tomada la misma noche de nuestra llegada. El balcón es de la habitación que se utiliza como sala de estar.

La casa es una antigua casa señorial, donada a la Obra por la antigua dueña, y a la que se añadió una zona nueva de dormitorios. En total tiene unas 25 plazas y, sin ser nada del otro mundo, resulta agradable. Tiene un patio típico canario, y las habitaciones de la zona antigua tienen un tono rústico simple y simpático: sala de estar, comedor, un par de salitas y algunos dormitorios. El oratorio está en la zona nueva y resulta fresco y acogedor, con un estilo bastante canario.

20160117_135952.jpg

Fachada de la casa el día 17, que es la fiesta del pueblo.

La actividad: mi curso anual. Unos días (tres semanas) de convivencia, para tomarse las cosas con calma, descansar, estudiar, rezar con más tranquilidad de lo habitual, hacer deporte y… como su propio nombre indica, convivir con otras personas de la Obra: conocer otras personas, otras labores, etc. Unos días que son deliciosos se pasen donde se pasen, y si se pasan en un sitio como Tenerife ya ni te cuento.

La llegada: el bofetón

Veníamos tres personas desde Pamplona, y el plan de viaje era tren mañanero desde Pamplona, y luego avión desde la T4 al aeropuerto de Tenerife sur. Hora de llegada a la isla: 13:30; hora de comienzo del curso anual: la hora de cenar. Conclusión: primera tarde en la isla de tranquilidad, comer por ahí, paseo, bañito… ilusos…

20160107_095211.jpg

Aquí estamos los tres viajeros que vinimos desde Pamplona. Empezando por la derecha (además, es de Bilbao), Javi, Ignacio y yo.

Íbamos con el tiempo bastante medido entre la llegada del tren y la salida del bión. El Altaria salió bien desde Pamplona y llegó en hora a la estación de Atocha, hasta ahí todo en orden. Al llegar a Atocha y salir hacia la estación de Metro, vimos un cartel de los trenes de Cercanías, puesto ad hoc para anunciar la línea de conexión directa con la T4, lo cual claramente nos convenía… ahí comenzó el desastre. Estuvimos esperando 7′ al tren, y una vez que lo hubimos cogido empezamos a sospechar… que ese tren en concreto se quedaría en Chamartín; y efectivamente, se cumplieron las malas expectativas: en los prodigiosos sistemas de información de RENFE aparece una línea de cercanías directa a la T4, pero en ningún sitio avisa de un pequeño detalle: NO TODOS los trenes de esa línea llegan a la T4. Tuvimos que esperar en Chamartín a la llegada del siguiente tren, que sí llegaba hasta la T4, y que en el trayecto que nos faltaba fue literalmente pisando huevos. Y yo me iba poniendo negro. Toootal, que perdimos el avión; llegamos no más de 5 o 10 minutos después del cierre del vuelo y no hubo nada que hacer. Si hubiéramos utilizado el metro, que era el plan inicial, habríamos llegado incluso con cierto margen. ¿Y qué hacemos?; pues billete nuevo, no hay otra. En Iberia nos daban la alternativa de un vuelo para esa tarde, ¡a 600 euros cada billete!; la l_che. Estuvimos mirando en Rumbo, y conseguimos uno bastante más barato, gracias a Dios. Más barato, pero que me duele como si fuera un bofetón, por principiante…

Habíamos amarrado que uno de los cinco sacerdotes que está en el curso anual celebraría la Misa ese día por la tarde, a las siete y media, en Los Roques. Pero con el nuevo vuelo no sólo se nos iba al garete todo el fantástico plan de esa primera e idílica tarde canaria, sino que además no podríamos llegar a esa Misa, así que como teníamos tiempo hasta el vuelo, fuimos desde Barajas a Madrid para asistir a Misa en la Parroquia de los Doce Apóstoles. Por lo menos no nos quedamos ese día sin Misa, que ya habría sido el remate…

Comienzan las vacaciones: la tranquilidad

img-20160115-wa0003.jpg

Botón de muestra de un atardecer típico en la zona costera de Arona. Temperatura en esos momentos… unos 23º

Nos recibió la isla con buen tiempo y temperaturas suaves. Variando un poco de día en día, claro, pero agradables en general. En la costa es lo habitual, pero en la zona donde está la casa te puedes encontrar en ocasiones con una climatología más desfavorable, por la altitud y la cercanía al interior de la isla. De hecho, los lugareños comentan que en enero no suele hacer tan buen tiempo como está haciendo este año. Pero la verdad, lo que más descansa es saber que en estos momentos los godos de la península (y lo que a mí más me interesa, Pamplona en concreto) están con avisos y realidades de nevadas, temporales, fríos, nevadas, temporales, fríos… y uno en cambio anda por aquí, “en otro ambiente”, jejeje.

Foto sacada la primera mañana en el jardín de la casa. Estoy con Julio, de Madrid.

Foto sacada la primera mañana en el jardín de la casa. Estoy con Julio, de Madrid. Para fijarse: el cielo.

En el curso anual estamos veintiuna personas, procedentes de distintos lugares de la península: Madrid, Valencia, Galicia, Andalucía, Asturias, Aragón, Navarra; es un tamaño de actividad muy agradable, sin masificaciones pero al mismo tiempo suficiente como para que haya ambientillo.

A varios ya les conocía, porque el público que hacemos el curso anual en estas épocas solemos ser siempre más o menos los mismos y con el tiempo uno va conociendo a todos. Las edades del personal son variadas, con un grupo joven bastante amplio y movido. Y al venir de lugares y labores también bastante variadas, las tertulias resultan más enriquecedoras.

Primera sorpresa: regalo musical

img-20160115-wa0002.jpg

Los Sabandeños “forman” frente a la fachada de la iglesia de Arona

El sábado 9 empezaba la Novena a San Antonio, patrón de Arona. Y con motivo de la Novena, nos encontramos con la sorpresa de que en la plaza de la iglesia del pueblo, plaza del Santísimo Cristo de la Salud (a un minuto de la casa) estaba programado un concierto ¡¡de Los Sabandeños, nada menos!!. Un concierto popular, abierto a todas las personas que acudiesen. Impresionantes voces, rondalla y acompañamiento de percusión y viento. E impresionantes canciones, claro. Una delicia. Estuvimos varios del curso anual disfrutando allí; la ocasión la pintan calva.

 

 

Domingo-viernes, el periodo de “desmovilización”

Ocurrió el domingo 10 también, el mismo día del concierto de Los Sabandeños. Pero por la mañana. La Caleta, una y cuarto del mediodía. Extremo oeste de la gran urbe turística del sur de Tenerife. Tras un rato de carrera por la zona costera de La Caleta y Adeje, el esforzado (y agotado) corredor se dispone a darse un bañito de agua salada, que se lo ha ganao. El mar, un puntito picado. La marea, alta. El otrora velocista deja sus cosas en un lugar cercano a la zona de zambullida, sin pensar siquiera en la posibilidad de que sucediera… lo que sucedió.

El baño transcurre con alguna dificultad, en forma de un oleaje un poco bravo que impedía en cierta medida la estabilidad para regresar a la barandilla de amerizaje y desamerizaje, y para caminar posteriormente por la zona de rocas que hay entre barandilla y paseo. Y en forma también de ¿un león marino?… ¿una ballena azul?… no, más bien una oronda señora en aderezos de baño que ofrece al atleta una poco agradable visión de la zona más carnosa (y grasienta) de sus cuartos traseros cuando va a salir por la barandilla. Gracias a Dios, no se produce colisión.

Pero la verdadera tragedia es que, una vez en tierra firme, me doy cuenta de que la mochila y la toalla han sido barridas por una ola más violenta de lo normal, que las ha arrastrado a una poza. El resultado es que toda la mochila está empapada y con un par de litros en su interior. Y en el interior del par de litros del interior de la mochila… ¡¡el teléfono móvil, pardiez!!. Qué desastre. No hubo forma de recuperarlo, a pesar de los intentos de secarlo, de enjuagarlo, de zambullirlo en toneladas de arroz… nada. Asín que, entre certificar la muerte del teléfono, encontrar un lugar de la isla donde hubiera otro ejemplar de ese mismo móvil, comprarlo y ponerlo en marcha,… he estado “en desconexión” durante más de cinco días y varias gestiones de idas y venidas. Aparte del billete de avión extra, ahora un móvil extra; a pesar de que, menos mal, mi móvil no es caro, este curso anual me está saliendo por un ojo de la cara…

Lunes, la aproximación a Santa Cruz

img-20160115-wa0039.jpg

Así estaba la tarde de ese lunes de escapada a Santa Cruz. Foto en la playa de Las Teresitas.

El lunes tuvimos retiro mensual durante toda la mañana y primera hora de la tarde y, al terminar, un grupito de cuatro nos fuimos a Santa Cruz. Como el curso anual este año ha comenzado bastante pronto, no me dio tiempo a comprar un par de prendas de ropa en la rebajas de Pamplona, y ya me hice a la idea de comprarlas en el Corte Inglés de aquí. Menos mal que esta gestión fue exitosa, porque con lo del avión y lo del móvil, andaba yo un poco fastidiao… Los otros tres aprovecharon también para hacer alguna compra en Media Markt. La tarde estaba preciosa.

La primera excursión: el desnivel

220px-Macizo_de_Anaga_respecto_a_Tenerife

Anaga, en el norte de Tenerife

Y así iban pasando los días, con alguna salida a correr, algún bañito, alguna que otra servesita por la tarde a última hora… y llegó el miércoles, día de excursión. Objetivo: Anaga. Tiempo estupendo. Nueve personas, en dos coches.

Anaga es una zona muy rocosa de la isla en la que se da una gran variedad de paisajes. Es una verdadera preciosidad. No estaba muy claro el plan inicialmente, la verdad, y a medida que íbamos llegando ya se fue perfilando. Escogimos lo que luego se vio que había sido una gran opción: caminata desde la Cruz del Carmen hasta Punta del Hidalgo, una travesía de 9,7 km., en la que sales de una altitud de casi 1.000 metros y llegas al nivel del mar. Hubo dos héroes, Pablo y Javier, que se quedaron con los coches y los bajaron a la zona de llegada, y esperaron al resto de la expedición.

img-20160115-wa0037.jpg

Paisaje al comienzo del descenso: bosque cerrado.

Comienzas en la zona boscosa de Anaga, y terminas por otra zona despejada, con otro tipo de flora local y unas vistas alucinantes, y ese día con un sol fantástico. El último tramo es de bajada-bajada, pero bajada que te pasas. Tras la excursión he estado varios días con los gemelos y las espinillas doloridas…

img-20160115-wa0018.jpg

Parada al poco de empezar el descenso, para elegir sendero en un cruce. Javi, yo, Santi, Julio, Javier, Pablo, Ignacio, Alex (y otro Javier el que sacó la foto)

Comimos a mitad de camino los bocatas y demás que llevábamos, rodeados de unas lagartijas y lagartos que estaban expectantes por ver si les caía algo (algo les cayó) y no tuvimos más remedio que parar un par de veces para contemplar el paisaje. Hay momentos del descenso en que estás justo encima del mar, y la vista de los acantilados es impresionante.

img-20160115-wa0036.jpg

Zona de costa.

Al llegar al destino cogimos los coches y nos fuimos a otro pueblo cercano, donde hay unas piscinas naturales. Lo que tienen de natural es que el agua que está dentro es agua de mar que entra y sale con la marea. Es decir, el oleaje inunda las piscinas. Te bañas en agua de mar, con mucha más tranquilidad.

Ahí cerca nos tomamos un cafecito tranquilamente para reposar la proeza, y luego nos volvimos a casa pasando por Santa Cruz, donde paramos en un club de chavales (Ucanca) para recoger algo de material que nos prestaron para la siguiente excursión, de la que daré puntual cuenta… ¡cuando se produzca!. Ahí hicimos la oración de la tarde, y vuelta para Los Roques.

img-20160115-wa0031.jpg

¡¡Hasta la próxima entrega!!

Publicado en Artículos | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Datos convenio CUN – Servicio Navarro de Salud

Todo este tema me pone triste. Es una gran manifestación de sectarismo ideológico, no hay otro motivo para acabar con una colaboración que resulta muy beneficiosa para todos los navarros. Aporto a continuación algo de documentación relacionada con el caso, que me parece interesante leer si se quieren tener ideas claras sobre él.

Artículo del Dr. San Miguel, de la Clínica Universidad de Navarra, publicado en Diario de Navarra recientemente. Aconsejo vivamente su lectura. Hacer click aquí: link al artículo.

Carta al director en el Diario de Navarra También recomiendo vivamente su lectura; hacer click aquí: link a la carta.

Mensaje que he recibido por parte de una persona de la plataforma de trabajadores y trabajadoras de la Clínica y de la Universidad de Navarra (han hecho un blog que se puede visitar aquí: link al blog):

Estimados todos:

¡Más de 16.000 firmas en Change.org!, portadas de Diario de Navarra y Diario de Noticias, numerosas noticias y cartas de opinión…¿Qué os parece?

Esta mañana nos hemos reunido con el Partido Socialista de Navarra. En representación de la plataforma, hemos conversado con María Chivite y Santos Cerdán:

– Nagore Gil, delegada de comunicación.
– Jorge Martínez, conserje .
– Mª Asun Santamaría, médico
– Beatriz Paloma, enfermera.
– María Guillén, auxiliar de clínica.
– Ignacio López Goñi, profesor y nuestro portavoz.

La impresión ha sido buena, nos hemos sentido escuchados y hemos podido explicar a fondo nuestra visión. Por ello, les agradecemos que nos haya atendido.

En el encuentro nos han expresado sus reservas sobre el convenio actual pero, a su vez, consideran que se deben buscar otras formas de colaboración entre el Gobierno de Navarra y la Clínica y Universidad de Navarra.

Especialmente, estaban “muy sorprendidos” por el alcance que hemos tenido en Change.org. Esto es lo que buscamos, demostrar que quienes apoyan a los trabajadores de la Clínica y Universidad de Navarra somos muchos más de los 7.200 personas que reciben su asistencia en la CUN. Para eso, os pedimos que sigáis enviando el enlace de la Change a todo el que podáis y deis a conocer nuestros motivos en redes y web.
https://www.change.org/p/gobierno-de-navarra-por-un-acuerdo-cun-gobierno-de-navarra-34064572-3033-45e8-8cb9-f367150f4168

Un siguiente paso es informaros de que ya hemos pedido audiencia con Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra.

Os mantendremos informados de los avances.

Os animamos a que contéis nuestros argumentos y nuestras iniciativas a amigos, familiares y conocidos. El uno a uno es una estrategia muy buena.

Muchas gracias,

Artículo de Navarra Confidencial con datos del convenio, en el que se mencionan detalles sobre la atención a los jubilados. Hacer click aquí: link al artículo.

Detalle de las asistencias que presta anualmente la Clínica, y los costes que conllevan. Conviene conocer estos números, ya que desde ámbitos del Gobierno de Navarra se está llegando a afirmar que la Clínica cobra más de lo que debería por prestar esa atención. Se puede ver en un artículo de Navarra.com; hacer click aquí: link al artículo.

Carta al director en el Diario de Noticias; hacer click aquí: link a la carta.

Si alguien que lea esta entrada dispone de alguna otra información interesante y desea que se incluya aquí, me la puede enviar. Mi correo electrónico es: jgvaquero@gmail.com

Te recuerdo que hay una petición en change.org, que ya he puesto antes. Por si quieres firmarla y antes se te ha pasado, puedes hacer click aquí: link a la petición de change.org.


 

Si te ha gustado y te interesa, da difusión a esta entrada. ¡Gracias!.

Publicado en cosas..., Mías: opiniones, política, políticos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Felicitación navideña 2015 (y 2014)

Ya tienes disponible mi felicitación de 2015, que ¡¡he hecho especialmente para ti!! ¿me la vas a despreciar? 😉 tachááánnnn… aquí está (texto y link al pdf de la tarjeta):  ¡¡Feliz Navidad!!

Copio a continuación la felicitación que te envié el año pasado. La quito ya de la página ¡¡Feliz Navidad!! y la copio aquí para no perderla (como hice con las felicitaciones de años anteriores).

_____________________________________________________________

Te lo deseo de corazón. Y como te decía en años anteriores, has podido recibir un link a esta página enviado por mí, has podido verlo en Twitter o Facebook… da igual. Entra, por favor, y siéntete felicitad@ con mis mejores deseos; la felicitación es para ti. Para verla, pincha aquí.

La amistad está muy relacionada con un sentimiento, que no sé cómo calificar; no es empatía ni simpatía… quizá sea sin más amor desinteresado; y, la verdad, no sé cuál es aquí la relación causa-efecto pero para el caso da igual. En concreto, me refiero a la inclinación del corazón a disfrutar con el otro, a estar a gusto con el otro. Y esto, a pesar de las incompatibilidades de su carácter con el mío e incluso de sus defectos; tiene que ver con el afecto, la misericordia, la disculpa, el buen humor,…

Pero esa inclinación… ¿es automática?. La verdadera amistad puede servirse de una inclinación natural, pero esto no es estrictamente necesario porque no está basada en la espontaneidad, sino en el amor: ser amigos requiere trabajar el corazón, para que tenga habitualmente la inclinación de estar a gusto con el otro; no por cómo es, sino por lo que es: un hijo de Dios, un hermano mío, un amigo mío. Con su forma de ser, con sus virtudes y sus defectos.

Muy frecuentemente se enfoca el discurso sobre el amor en procurar que los demás estén a gusto. Y esto es verdad, pero… caray, ¿cómo va a estar nadie a gusto con alguien a quien se le nota que no está a gusto él mismo?. La verdadera amistad debe buscar ambas cosas, y ambas como fruto de un esfuerzo, de una lucha, no de una pura espontaneidad. Si se da la inclinación natural, pues… miel sobre hojuelas, pero hay que considerar que la persona no se manifiesta en lo espontáneo sino en lo libre: en el esfuerzo, por tanto, por conseguir lo que se desea. Ambas inclinaciones requieren trabajar el corazón: que los demás estén a gusto conmigo, y que yo mismo esté a gusto con ellos.

Y, ahora viene lo bueno, si la tradición cristina se ha referido a Jesús, a ese Jesús que dentro de poco nacerá en Belén, como el amigo que nunca falla… ¿no es correcto pensar que Jesús está a gusto conmigo (de hecho es el que más a gusto está conmigo), y además procura que yo esté a gusto con Él?. Consoladora consideración, porque no depende tanto de lo bueno o malo que yo sea, sino del Corazón de Jesús. Consoladora y motivadora (etimológicamente, que mueve): sin duda, sería un bonito propósito para esta Navidad el procurar estar yo también a gusto con Jesús, para corresponder a su amistad. Te lo brindo, para cuando estés metid@ en el portal.

Y, por si no la has visto antes, podrás acceder a la felicitación pinchando también aquí:

Por cierto, en la felicitación copio un texto de Isaías, que se lee en la primera lectura de la Misa de Gallo. Si te apetece, después de leerlo puedes disfrutar de la música con que lo vistió magistralmente Haendel en El Mesías, pinchando aquí. Si lo lees antes de escucharlo, te aseguro que disfrutarás mucho más de la música.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Jornada de reflexión: reflexiona y reza por España

Propongo aquí una oración para esta jornada de reflexión. Está en Castellano, Catalán, Euskera, Gallego y Mallorquín.

Me he cronometrado: 1’10” la oración, y 30″ las letanías. En total, menos de dos minutos para rezar varias veces a lo largo de hoy, jornada de reflexión de unas elecciones generales en las que nos jugamos mucho, mucho, mucho. La ocasión merece dedicar algunos ratos durante el día a pedir por estas cosas.

Te sugiero hacer una verdadera cadena de oración, ¿te animas?. Reenviar esta entrada por mail, ponerla en Twitter, copiar la oración o una parte de ella y enviarla por guasáp (no tengo especial interés en que me cites), ponerla en el Facebook,… lo que quieras.

Ahí va:

Seguir leyendo

Publicado en política, Religión | Etiquetado , , | 2 comentarios

El limón en limonada

Por fin hago caso a mi maltrecho blog. Lo hago tras leer un artículo de Teresa Gutiérrez de Cabiedes publicado en Alfa y Omega; una carta a Dios convertida en artículo, o una “Teresada”, una magnánima desnudez de sentimientos íntimos, de oración, desagravio y alegría. Seguir leyendo

Publicado en Artículos, Religión | Etiquetado , , | 2 comentarios