El padre – #microcuentodenavidad #10MinutosconJesús #FelizNavidad

Llevaban ya varios días en Belén y seguían en la gruta donde habían pasado la Nochebuena. María y José habían terminado de limpiarla y hasta le dieron algún toque hogareño, porque vieron que entre las pocas casas del pueblo no iba a ser posible encontrar lugar estable, y no sabían bien cuánto tiempo pasarían allí: no parecía prudente emprender un viaje de varias jornadas, incómodo y algo peligroso, con el Niño recién nacido, y decidieron que, por el momento, allí se quedaban.

Al poco tiempo se pasó por la gruta Eliel, un primo lejano de José que se había enterado de que estaban por allí —en el pueblo se había corrido la voz con rapidez—. Hablaron un buen rato. Cuando Eliel supo que José era artesano, le pidió un trabajo que necesitaba en su casa. Los ahorros que se habían traído desde Nazaret no iban a durar mucho más, y José decidió hacerle un buen precio ya que sabía que Eliel podría hablar de él a otros posibles clientes de la zona, y además así le hacía un favor a un pariente.

Los pedidos empezaron a llegar poco a poco y gracias a esos ingresos la gruta fue adquiriendo un aspecto más agradable. Y María, encantada.

Acerca de Juan

Con los ojos abiertos, ¡y con poco tiempo!
Esta entrada fue publicada en Microcuento y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s